I + D

Somos un centro de investigación de reconocido prestigio en el campo de la metalurgia e integrado en la corporación IK4.

En 2011 se creó el área de tratamientos criogénicos, recogiendo la experiencia generada tras varios años de actividad en este campo por Cryobest, una de las empresas pioneras del tratamiento criogénico en Europa

Aparte de realizar el servicio de tratamiento criogénico multietapa para numerosos clientes, en IK4-AZTERLAN también se promueve el estudio de los fundamentos y las aplicaciones de este tipo de procesos. El efecto de las bajas temperaturas en los materiales es un ámbito de investigación muy activo en los últimos años ya que el número de aplicaciones potenciales es prácticamente ilimitado.

investigacionCuestiones como el efecto del tratamiento en distintos tipos de materiales, el mecanismo de las transformaciones microestructurales, el estudio de las diferentes alternativas de proceso, el efecto en diversas prestaciones de un componente o el desarrollo de nuevas aplicaciones de ésta novedosa tecnología son algunos ejemplos de temas que están siendo investigados por equipos pertenecientes a universidades e instituciones de todo el mundo. Es un campo de estudio fascinante y prácticamente ilimitado dada la gran cantidad de materiales que responden positivamente a este tipo de procesos y la variedad de efectos producidos en los mismos.

Además de ser la única entidad que proporciona servicio de tratamiento criogénico en España, IK4-AZTERLAN también aporta su dilatada experiencia y su know-how para ahondar en el conocimiento en este ámbito. Por todo ello, se ha convertido en un centro de referencia para numerosas empresas, universidades y organismos de investigación europeos. En este sentido, IK4-AZTERLAN promovió la celebración del primer encuentro europeo del tratamiento criogénico. Este evento, que se celebró en nuestras instalaciones de Durango en abril de 2014, reunió a varios de los investigadores europeos de referencia en este ámbito con el objeto de intercambiar conocimientos, coordinar esfuerzos y promover la colaboración. Pocos meses más tarde se celebró una segunda reunión, esta vez en Varsovia, a la que se sumaron más invertigadores. Se daba así continuidad a esta iniciativa pionera que, con un número creciente de participantes, se sigue repitiendo periodicamente en distintas ubicaciones y que sirve para debatir acerca de los avances producidos en este ámbito y establecer estrategias que promuevan su desarrollo futuro.

Invitamos a cualquiera que no tenga claro si esta tecnología puede ser de su interés o la mejor manera de aplicarla en alguno de sus productos y/o procesos a que nos contacte, sin ningún compromiso, para tratar de resolver sus dudas. Muy a menudo el efecto del tratamiento criogénico puede evaluarse con pruebas muy simples. Si no fuera así, siempre se podría plantear la realización un proyecto de I+D+i aplicada que permita analizar más a fondo el comportamiento del material en la aplicaciones en cuestión. En cualquier caso, no se quede con la duda y trasladenos sus preguntas en relación con esta novedosa tecnología.